Odontología infantil

¿Cuándo ir por primera vez al dentista?

La primera consulta de Odontología de los peques de la casa suele generar ciertas dudas entre los papás. ¿En qué consiste? ¿Cuándo es el momento más adecuado? Son solo algunas de las preguntas más frecuentes que nos trasladan nuestros pacientes y vamos a responder a ellas en esta entrada.

En líneas generales, hasta hace muy poco tiempo la primera visita de los niños al dentista se realizaba a partir de los 3 años, ya que es el momento en que suele completarse la primera dentición. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que un porcentaje elevado de los niños menores de 4 años (más de un 25%) ya presenta caries en los dientes de leche. Esto ha hecho que la esa primera consulta se haya ido adelantando en el tiempo.

REVISIONES DESDE EL PRIMER AÑO DE VIDA

En la actualidad, es aconsejable que esa primera toma de contacto se lleve a cabo a partir del año de vida, momento en que muchos pequeños ya han desarrollado gran parte de esa primera dentición. 

El profesional que le atienda realizará una revisión de sus dientes y encías, comprobará si ha salido alguna carie así como la correcta posición de los dientes. Por supuesto, descartará posibles complicaciones que pueden surgir a esa edad, como problemas en la mordida o alteraciones en el crecimiento. Además, realizará un cuestionario a los padres sobre antecedentes médicos relacionados con la boca.

CORRECTA HIGIENE BUCAL A DIARIO

En caso de que todo esté dentro de la normalidad, hará recomendaciones a los padres sobre cómo mantener una correcta higiene bucal en casa. Esto es fundamental desde que los niños son bebés. Debemos empezar a cuidar de su boca desde los primeros meses de vida, antes incluso de que haya salido el primer diente.

En un primer momento debemos utilizar una gasa húmeda para limpiar las encías -con mucho cuidado y sin hacer presión- después de cada toma, ya que los azúcares de la leche pueden provocar la aparición de las denominadas “caries de biberón”. Introduciremos el cepillo de dientes una vez éstos hayan salido y el dentífrico –específico para niños- a partir de los 2 años de vida. 

REVISIONES AL MENOS UNA VEZ AÑO

Una vez establecidas las pautas generales a seguir en casa, lo recomendable es que se realicen visitas anuales a la consulta del dentista y que se acuda siempre que se detecte cualquier situación fuera de lo normal.

Recuerda que en Impladent somos especialistas en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del diente y ofrecemos servicio de odontología general tanto para adultos como para los más pequeños de la casa.

¿Quieres pedir cita para esa primera consulta? Llámanos, estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *